Recomendación: Sons of Anarchy

Una serie que ya terminó y que vi las siete temporadas es Sons of Anarchy, protagonizada por Charlie Hunnam, a quien yo vi por primera vez en Pacific Rim, Ron PerlmanKatey Sagal, Maggie Siff y otros.

La serie se centra en un pequeño pueblo de California, Charming, donde una pandilla de motociclistas se ven envueltos en problemas con la policía y otras pandillas por cosas como drogas, dinero, y armas. Desde su “cuartel”, el taller automotriz Teller-Morrow hasta Irlanda, seguimos los problemas de los protagonistas, problemas que son internos, como el de Jax y Clay, como externos, esos que son entre pandillas.

Obviamente es una serie de acción. Hay peleas, asesinatos, planes traicioneros, crimen. También hay sexo y romance. Muchas veces puedes ver las emociones de todos los personajes a flor de piel y aunque no tienen problemas a los que precisamente te puedas relacionar, sí tienen emociones que puedes entender.

Lo mejor de todo, o lo peor para los cardíacos, es que los conflictos nunca dejan de surgir. Cuando se resuelve uno, ya está otro tocando la puerta. Incluso a veces se están lidiando con dos cosas a la vez.

Dirán tal vez que la serie es “de hombres” y es cierto que es muy masculina. Es adrenalina, es coraje, es testosterona. Tiene de poco a cero momentos “awww” que las mujeres a veces buscamos en nuestras obras de ficción. Yo en lo personal quedé contenta. Quizá hubiera cambiado el final pero la verdad es que la serie termina como uno espera, dado todo lo que ha ocurrido en las siete temporadas. “Es la única manera”, dice un personaje, y es cierto.

No les arruino más el misterio. Si algún día tienen ganas de un drama de motociclistas, busquen esta serie.

Recomendación: Sons of Anarchy

Recomendación: House of Cards

Cuando Netflix empezó a promocionar esta serie tuve sentimientos encontrados. Por un lado, me encanta la actuación de Kevin Spacey. Por otro, la política, pues, la realidad no deja muchas ganas de ver ficción ¿no?

Para los que no han visto ningún episodio, la serie se centra en Washington y nos presenta la vida de una pareja ambiciosa, Frank y Claire Underwood. Episodio tras episodio nos adentramos en sus vidas en la capital de la política americana y de cómo tras bambalinas las cosas ocurren muy diferente a como suceden en las noticias.

Planes fríamente calculados, conversaciones privadas, traición, el tomar decisiones con el único objetivo de beneficiarse a uno mismo. Vemos de todo. Vemos al grado al que son capaces de llegar los personajes por conseguir lo que quieren. No sólo Frank y Claire, todos los que participan en el circo que es la política.

Para los que sí han visto la serie, saben la intriga y la manera de contar la historia que tiene la serie. Esos desenlaces que de repente te toman por sorpresa, y de cómo las cosas avanzan en cada capítulo.

En lo personal, me encantaron la primera y segunda temporada. La tercera a duras penas la terminé. Me pareció lenta y me dejó un tanto decepcionada de los personajes. Acabo de terminar la cuarta temporada la semana pasada y la serie se redimió por completo. Volvió a la intriga y sorpresa, y fortaleció a Claire y Frank. También nos presentó a otros personajes, que ya veremos cómo afectan la historia.

Si tienen oportunidad, vean la serie, a ver si los atrapa. Si ya la han visto, cuéntenme qué les ha parecido.

Recomendación: House of Cards

7.437.065.967*

Cada cabeza es un mundo. Nos lo dicen todo el tiempo. Lo escuchamos todo el tiempo. Qué era lo que pasaba por la mente de Mohamed Bouhlel mientras conducía, qué llevó a Andreas Lubitz a estrellar el avión, qué es lo que Gavin Long quería lograr. La lista de personas puede seguir y seguir, y las malas noticias siguen llegando. 

Todos pensamos diferentes, sobre diferentes cosas y bajo diferentes circunstancias. Vivimos en nuestras propias realidades. La verdad es que jamás sabremos qué es lo que estaba pensando estas personas, y aunque lo supiéramos, no lo entenderíamos. ¿Lograron sentirse mejor? ¿Dañar a inocentes los ayudó? 

Somos más de siete mil millones de personas en el planeta, y cada quien está haciendo lo que puede con lo que tiene. Cada quien está viviendo como puede. Por lo menos eso es lo que nos decimos. Luego llegan estas tragedias. Vienen personas, con los motivos que sea, a perjudicar al prójimo. A herir, matar. ¿Y qué hacemos? ¿Cómo nos defendemos? 

La sociedad está jodida. Venezuela muere de hambre, mujeres mueren por reclamar derechos, niños son traídos al mundo ¿a qué? Aquí la tasa de robos va en alza, por las drogas, por la falta de educación, de valores, de respeto al vecino.

Sí. Somos siete mil millones. ¿Cuántos estorban más de lo que ayudan? 

Foto: Oscar Keys
Foto: Oscar Keys

*Número al momento en el que se escribió esta entrada, obtenida  de la página: http://www.worldometers.info/es/

7.437.065.967*

Dudas sociales

¿Existe la amistad hombre-mujer?

Foto: Yap Chin Kuan

Caso A: El más típico no. Niño y niña se conocen, tienen cosas en común, se entienden, y eventualmente uno se enamora del otro. Aquí hay de dos: o se es correspondido o el otro “no siente lo mismo.” De cualquier manera, pasas de amistad a algo más o a nada.

Caso B: El rara vez posible sí. Niño y niña se conocen, tienen cosas en común, se entienden y disfrutan su compañía sin desear ser algo más. Ven ir y venir parejas, acompañan en aventuras y desventuras y pasan los años hasta que son prácticamente hermanos.

¿Cuál de las dos es?

Sinceramente no creo que haya una respuesta correcta y como todo en la vida, es más una escala de grises que un sí y un no. Sólo puedo hablar por experiencia propia y admitir que he vivido los dos casos.

El caso A le pasa a cualquiera, ¿sí o no? Conoces a alguien, empiezan a platicar y al principio “ay es sólo un amigo” y de repente algo pasa y lo ves con otros ojos o te ve con otros ojos o qué sé yo pero algo ha cambiado. Si es para bien o para mal pues ya depende de la respuesta que dé la otra persona. La mayoría de las veces, reitero que sólo es lo que me ha tocado presenciar, la amistad se viene abajo. Se procura seguir siendo amigos pero la realidad es que terminan incómodos. La facilidad con la que conversaban y la alegría que les daba convivir juntos ya no es la misma. Se entiende ¿no? Es triste perder amigos, sí, pero en lo personal prefiero eso a quedarse callado y hacer como que no pasa nada. Total, una vez dicho y hecho todo, no cargarás con el peso del hubiera.

El caso B es 100% un acontecimiento especial. Si tú tienes una amistad con el sexo opuesto y puedes decir con toda certeza que no hay nada de atracción entre ustedes, da gracias por ser tan afortunado. Mi mejor amigo y yo vamos para los ocho años de amistad y seguimos bien. Si conocen ese tipo de amistad, saben de la suerte de la que estoy hablando.

También existen esos casos raros, esos que les comento que están en el área de grises.

Hace poco fui a tomarme un café con un amigo. Este amigo tiene su mejor amiga, a quién yo también conozco y con la que me llevo muy bien. Los tres somos buenos amigos pues, sólo que ellos se conocen desde muchos años atrás y por lo mismo se entiende que su amistad sea más fuerte. Hasta ahí no hay problema. De hecho hasta la invitamos al café pero resultó que estaba ocupada. Pues total este amigo le manda foto presumiendo lo que estábamos tomando y ella le contestó un sarcástico ‘qué bien’ o algo así. El punto es que al parecer se molestó.

No le tomé importancia, digo, somos amigas ¿no? Al día siguiente el mismo amigo y yo pensamos en probar otro café. Entonces le hablé a la misma amiga y la invité. Me dice que puede después de las 9, que a esa hora no quiere café y que no quiere ir con él. Me evite la molestia de comentar al respecto, total, ese es asunto de ellos y dije que estaba bien. Ahí acabó la conversación.

No es asunto mío como cada quien maneja sus amistades. Los celos de amigos no son algo nuevo, sólo supongo que no dejan de sorprenderme. Estoy segura que entre ellos no hay más que amistad, pero el que se pusiera en ese plan por una ida al café, sobre todo porque ella también es mi amiga, me pareció innecesario.

Entonces, ¿conclusión? Yo digo que sí, pero como en todo, se deben tener los términos bien claros. No puede salir uno con una curva y de repente tener sentimientos. Y esas amistades grises, pues no sé, creo que ya no estoy en edad de no saber qué es lo que pasa.

Dudas sociales

¿Te gusta lo que haces?

Como les comenté, estoy haciendo mis prácticas profesionales. Ayer nos preguntan a mí y a mi compañero que si qué nos ha parecido lo que estamos haciendo, que porque el punto es tomar las prácticas como entrenamiento y posteriormente contratarnos.

Mi compañero dio su respuesta, dijo lo que tenía que decir y listo. Yo, después de estar callada un segundo, estuve de acuerdo.

La verdad es que si en ese momento hubiera sido completamente sincera y dicho lo que pasaba por mi mente, la respuesta hubiera sido que no, que me parece un tanto aburrido, que el que no haya ventanas y que tenga que estar sentada todo el día me molesta, entre otras cosas que he estado enlistando.

Preferí guardarme todo eso y optar por estar de acuerdo con él, después de todo dio una respuesta bastante buena.

Entonces entendí lo importante que es que te guste lo que haces. Tampoco estoy teniendo una idea nueva, yo lo sé. El gusto por lo que haces es algo que buscamos desde pequeños, en las actividades por las tardes, los pasatiempos, lo que hacemos cuando queremos salir de casa o de vacaciones. Pero el que te guste lo que haces cuando lo que haces es lo que sostiene tu vida y tus finanzas, pues creo que no hay cosa más seria que esa ¿no?

Yo creo que todos hemos escuchado sobre amar lo que haces. Ya sea en testimonios de personas exitosas, en pláticas motivacionales, en algún comercial de Coca-Cola o Nike. Pero pocos tenemos la suerte de amar nuestro trabajo. No tengo una estadística, pero basta con ver cuánta gente estudia una cosa y termina laborando en otra.

Apenas voy a terminar la carrera. Voy a graduarme y a ser un adulto. El problema es que no me siento un adulto. Sigo creyendo que tengo diecinueve y apenas voy a empezar a poner los cimientos de mi vida. Eso no es cierto. Los cimientos los empecé a poner el momento en el que elegí carrera, en el que fui definiendo qué me gusta, qué no me gusta, qué es lo que quiero lograr con mi vida.

Elegí hacer prácticas en esta empresa. Me llamó la atención lo que hacen y el hecho de que tienen oficina en Phoenix, no voy a negar eso. Y no es terrible como lo pinto, sólo no es lo que esperaba. He tenido días buenos, días chistosos, días aburridos, días pesados, de todo tipo de días que se pueden tener en una oficina.

Pero apenas llevo dos meses. Preferí quedarme callada y no compartir esas ‘espinitas’ que me molestan, porque no he terminado de poner las cosas en la balanza. No he terminado de ver lo bueno y lo malo de la empresa, y no quiero perjudicar la oportunidad de tener un trabajo antes de graduarme nomas por no haber pensado las cosas. Así que cuando acabe mi período de prácticas, puede que ame lo que hago o puede que lo deteste, pero para ese entonces habré pensado lo que tenía que pensar y discutido lo que tenía que discutir y entonces sí, podré decidir si lo amo y me quedo o si lo detesto y me voy.

¿Te gusta lo que haces?

Por nomas

Hoy nada más vengo a compartirles una muestra de las fotos que tomo “por nomas”. Esas fotos que tomo cuando voy caminado por la calle, cuando algo me parece lindo, cuando algo me llama la atención. No son de nada en particular, y las que les comparto no son ni la décima parte de las que conforman la colección, pero aún así se las comparto.

IMG_20150921_151737 IMG_20151008_180607 IMG_20151013_170730 IMG_20160302_184312 IMG_20160302_184326 IMG_20160717_085322

Por nomas

De paseo

Esta mañana por fin logré despertarme a la hora que quería, y lo hice con la grata sorpresa de que estaba lloviendo. Qué mejor manera de comenzar el día.

Cuando paró de llover, y como seguía bastante fresco y nublado, salí a pasear a mi perrita. Les cuento que hace no tan poco, digamos hace unos seis meses, los vecinos de mi colonia se juntaron para aprovechar uno de los espacios vacíos para hacer un parque para perros.

IMG_20160717_085335

Esta es apenas la segunda vez que voy. Mi mascota, a sus ocho años de edad, no ha tenido mucho contado con otros animalitos, fuera del gato que insiste en treparse por la reja y al que le ladra incansablemente, y por eso he mantenido mis visitas cortas. Se ha portado bien y no ha habido conflicto con otros cachorros, pero prefiero que el estrés le dure poco y gradualmente hacer que las visitas sean más largas.

IMG_20160717_085543Volviendo al parque, la iniciativa de los vecinos estuvo genial. Cercaron el área y pusieron juegos para los caninos. Hay botes de basura y bolsas para recoger desechos, lo que creo que genera conciencia para que no sólo en el parque limpies tras tu mascota, sino que una vez fuera de él también sientas el compromiso.

IMG_20160717_085145

Estoy feliz de que haya proyectos de este tipo, y que haya uno cerca de mi casa. Espero que dentro de poco más colonias busquen tener este tipo de espacios, porque la verdad es que en la ciudad si no es comer o beber, no hay mucho qué hacer. Faltan lugares de convivencia sana y qué mejor que hacerlo al lado de nuestras mascotas.

Ah, y conocimos a un nuevo amiguito.

IMG_20160717_084257

Y ustedes, ¿cómo están disfrutando su domingo?

De paseo